Ante el hundimiento de la embarcación de turismo “Albatros” en bahía Academia, isla Santa Cruz, la Dirección del PNG, tomó acciones inmediatas para reducir los impactos de siniestro sobre los ecosistemas marinos. Se estima que al momento del hundimiento la embarcación contenía 2 mil galones de diésel al momento del suceso.

En la zona primera del siniestro se colocaron barreras de contención, salchichas y paños absorbentes para aislar el combustible que libera la embarcación hundida.

Al existir presencia de una mancha superficial de combustible en varios puntos de la bahía, se suspendió las actividades acuáticas en algunos sitios de visita. Guardaparques aplicaron dispersante biodegradable en las zonas afectadas.

Paralelamente, se notificó al armador de la nave la activación del plan de contingencia y se continuará los procesos derivados en apego a normativa legal vigente, mientras se decretó el cierre temporal de actividades acuáticas en Punta Estrada y Playa de la Estación por parte de la Dirección del Parque Nacional Galápagos, y el Municipio de Santa Cruz, además de los sitios de visita Playa de los Alemanes, Las Grietas, Playa de la Estación y Ratonera en la isla Santa Cruz.

De acuerdo al informe presentado por el armador de la nave, la rotura de una tubería seria la posible causa del siniestro. La evaluación submarina realizada por el operador presume que aún existe combustible en el interior.

Un sobrevuelo con dron evidenció que, por el oleaje presente en la zona, se afectaron algunos sitios de visita por lo que las autoridades mantienen cerrado el acceso a la Playa de la Estación y Ratonera, hasta evaluar la situación la mañana del domingo.

El día lunes 25 de abril se reaperturaron el acceso a Las Grietas, mientras que la operación de tour bahía se hiba desarrollandonormalmente, excepto la práctica de esnórquel en Bahía Franklin.

Las acciones coordinas por la DPNG con otras instituciones como GAD Municipal, Dirección de Espacios Acuáticos Insular (Dirgin), Petroecuador, operadores turísticos, moradores del barrio Punta Estrada y voluntarios han permitido que el siniestro no represente afectaciones importantes a los ecosistemas insulares y marinos del archipiélago. Sin embargo, la autoridad ambiental mantendrá activos los protocolos y monitoreo permanente sobre las zonas afectadas.

El informe de los técnicos determinó que no existía presencia de material contaminante por lo que se procedió a reaperturar la Playa de la Estación, La Ratonera, Las Grietas y las actividades de tour diario de manera regular.

Dos guardaparques buzos hicieron una inspección submarina donde se observó que en la zona de la embarcación hundida y sus alrededores existen restos de desechos dispersos, por lo que se dispuso al operador realizar una limpieza submarina con los buzos de su empresa.

La Armada del Ecuador en coordinación con la DPNG, instalaron una boya de advertencia en el área del hundimiento para seguridad de la navegación en la bahía, que es la de mayor actividad en el archipiélago. De acuerdo a la normativa ambiental vigente, el barco deberá ser removido del sitio, por lo que el armador está trabajando con la aseguradora para dicha intervención.

Un equipo de guardaparques monitorea la zona intermareal para evaluar el estado de la fauna marina. Hasta el momento no se ha evidenciado especies afectadas pero la autoridad ambiental mantendrá la vigilancia de la zona. Asimismo, junto a personal de GAD Municipal, Cuerpo de Bomberos, Armada Nacional y voluntarios realizaron la limpieza en la playa Los Alemanes.

Además, una vez que se cuente con los informes técnicos y evaluación del siniestro, la autoridad ambiental determinará dentro de sus competencias las acciones administrativas que correspondan de conformidad con la Ley Orgánica de Régimen Especial de la Provincia de Galápagos (LOREG) y Código Orgánico del Ambiente (COA).

FUENTE: PNG